¿Buscas claridad sobre las diferencias entre aftas y herpes? Descubre cómo identificar estas afecciones bucales

herpes aftas Coslada

Por si no nos conocías de antemano, queremos que sepas que en Clínica Wanda estamos orgullosos de poder decir que somos especialistas en la comodidad de nuestros pacientes. Y es que tenemos claro que nuestro objetivo es ayudar a todos y cada uno de vosotros a solucionar cualquiera de vuestros problemas con valores de humanidad y cercanía, que te hagan sentirte como en casa. Por ello, en este blog siempre contaremos los detalles e información más relevantes sobre ciertos temas que debes conocer. En este caso, hoy hablaremos de algo que encontramos muy interesante: las principales diferencias entre las aftas orales y herpes orales

¿Cúales son las causas principales?

Aftas: Las aftas, también conocidas como úlceras bucales, son lesiones dolorosas que se forman en la boca y sus alrededores. A menudo, son causadas por factores locales como traumatismos en la boca, mordeduras accidentales, alergias alimentarias o situaciones de estrés. Estas pequeñas úlceras pueden surgir en la lengua, encías, interior de las mejillas o en el paladar, y aunque no son contagiosas, pueden generar molestias considerables.

Herpes oral: En contraste, el herpes oral es provocado por el virus del herpes simple (HSV-1), una infección altamente contagiosa. Este virus puede transmitirse a través del contacto directo, como besar a una persona infectada o compartir objetos personales como utensilios para comer o vasos. A diferencia de las aftas, el herpes oral puede manifestarse en forma de ampollas llenas de líquido que luego se rompen, formando costras. Además, el herpes oral tiende a ser recurrente, ya que el virus permanece en el cuerpo de por vida.

Comprender las diferencias entre aftas y herpes oral es esencial para un adecuado diagnóstico y tratamiento. Mientras que las aftas son más propensas a desarrollarse debido a factores locales, el herpes oral implica un virus contagioso, lo que destaca la importancia de la prevención y la gestión adecuada de estas condiciones bucales para mantener una salud oral óptima.

¿Son víricos?

  • Aftas: No están asociadas con infecciones virales. Son úlceras dolorosas que se desarrollan en la mucosa oral.
  • Herpes oral: Es causado por el virus del herpes simple, y las lesiones suelen ser ampollas llenas de líquido que se rompen para formar úlceras.

¿Qué aspecto tienen estas lesiones?

  • Aftas: Pequeñas úlceras redondas u ovales con un borde blanco o amarillo y un centro rojo.
  • Herpes oral: Ampollas llenas de líquido que se rompen para formar úlceras abiertas, rodeadas por un área enrojecida.

¿Son contagiosas?

  • Aftas: No son contagiosas y no se pueden transmitir de una persona a otra.
  • Herpes oral: Es altamente contagioso, especialmente cuando hay lesiones activas. El contacto directo con las ampollas o el líquido puede transmitir el virus.

¿Son muy recurrentes?

  • Aftas: Pueden ocurrir ocasionalmente pero no tienden a ser recurrentes.
  • Herpes oral: Tiende a ser recurrente, con episodios de brotes y períodos de inactividad. El virus puede permanecer latente en el cuerpo y reactivarse en situaciones de estrés o debilidad del sistema inmunológico.

¿Cuándo pueden durar estas lesiones?

  • Aftas: Por lo general, sanan en una o dos semanas sin dejar cicatrices.
  • Herpes oral: Puede durar más tiempo, con lesiones que sanan en dos a cuatro semanas.
  •  

Si tienes alguna lesión oral persistente o estás preocupado acerca de tu salud bucal, es aconsejable consultar a un profesional de la salud, como un dentista o médico, para obtener un diagnóstico preciso y recibir el tratamiento adecuado.

 

Por ello, desde Clínica Wanda te aconsejamos informarte de todo esto por tu cuenta o llamándonos y preguntándonos tus dudas, estaremos encantados de ayudarte y ofrecerte el mejor servicio

5/5 - (5 votos)